PerPlejo

justicia españaMi amado país nunca dejará de sorprenderme. Y esta sorpresa es la que me hace lanzarme sobre el folio en blanco. Cuando pensaba que no se nos podían recortar más derechos sin dejar de considerarnos una democracia, nuestros queridos dirigentes dan una vuelta de tuerca más a la situación y lo logran. Logran que el menoscabo por las Instituciones sea una constante.

Haciendo balance de lo que vamos de legislatura, vemos como el partido en el poder arrampla y avasalla con todo lo que puede, sin importarle si la gente está a favor o en contra, la consideración que se tiene por ciertas instituciones, el prestigio internacional, la moral, los derechos civiles, las personas…Para eso están en mayoría.

En la funesta tarde del once de febrero, asistimos al penúltimo arrebato de poder de estos nuestros dirigentes. Quizá escocidos porque la Justicia, una de las pocas Instituciones aún bien consideradas por la población, haya tumbado los desvaríos postneoliberales que procuran acabar con el Estado del Bienestar, o quizá por tener en jaque a la cúpula de los mandamases de la “centro-derecha” española por el tema de los sobres, regalos, infatones,recalificaciones, aeropuertos, desfalcos…, se han lanzado a una campaña de desprestigio hacia el único poder que les puede hacer y poner en la sombra.

Ya no tenemos justicia universal. Muchas gracias. Ahora nos será mucho más fácil hacer negocios con genocidas en el Congo, en China o en la Conchinchina. Los valores que implica la Democracia son un estorbo para la economía global. Gracias por acabar con ese óbice. Ahora podremos seguir comerciando en desigualdad de condiciones con un país que desprecia sistemáticamente los derechos de los trabajadores. Y tranquilos, que si algún juez levanta la voz o imputa a algún correligionario, lo inhabilitarán, lo apartarán de la carrera judicial y lo hundirán en la miseria.

Pero el ignominio vespertino no se quedó ahí. En un esperpento de Democracia en sobres, se aprobó el anteproyecto de la Ley del Aborto. Me regodeo al pensar que el PP lo hace por cumplir con su programa electoral. Sois unos artistas. Sin embargo, lo que me llama la atención de la obtusidad de los socialistas. En un momento en el que se podría haber tumbado dicho anteproyecto, los socialistas apostaron por repetir que iban a demostrar la brecha que existe en la filas populares con ánimo netamente electoralista. Bravo bienquedas. Habéis conseguido que diputados que se habían manifestado abiertamente en contra de esta mamarrachada fundamentalista, voten en lo que no creen.

Aún con todo, lo que más me irritó del mentado día once, fueron las declaraciones de Don Alfonso Alonso a mediodía, refiriéndose a los diputados del PP como “sus” diputados. Perdóneme por corregirle, señor portavoz, pero creo que no son suyos, sino de todos los españoles. El desprecio a la democracia por parte de la “centro-derecha” es exasperante y reiterado.

Seguiremos viendo cómo nos venden motocicletas como la de que subir el precio de la luz es por el bien de los niños, cuando la luz en España es un 48% más cara que en el país más barato de Europa . Otra como que hicieron la Reforma Laboral para generar empleo Otra que me quema es la de bajar los impuestos, pero el de las obras de arte, esa es buenísima. Así tesoreros, portavoces y demás coleguillas podrán blanquear tributando menos. Etcétera, etcétera.

Y sí, no se sorprendan, ahora hemos de considerar al PP el “centro-derecha”. Ha surgido VOX, la propuesta de Ortega Lara entre otros, ante la deriva liberal de los populares que amenaza con llevarse los votos más tradicionalistas y reaccionarios, es decir el núcleo duro del PP.

Pero mientras la gente no comprenda que la política no es fútbol, que no hay que ser forofos, que los amigos genoveses no trabajan por la clase “media-baja”, ni siquiera por la clase media (Me gustaría que echaseis un ojo a los tramos del IRPF ), seguirán saliendo elegidos periódicamente.

Os he mentido, España cada me sorprende menos.