El Párroco de Coviella

 

Basílica de Covadonga - Asturias - AcertijoUna mañana, exactamente al amanecer, el párroco de Coviella, dejó su iglesia y se dirigió a Covadonga. El camino que escogió era estrecho, iba en zigzag sobre la montaña hasta llegar al santuario que se encuentra en la cima. Su ascensión fue muy desordenada, caminando a ritmos muy dispares, deteniéndose varias veces, para descansar, comer e hidratarse (increible pero solo llevaba agua fresca para ello). Llegó al santuario poco antes de la puesta del sol. Despues de varios días de ayuno y oración, emprendió, a la salida del sol, su camino de vuelta siguiendo la misma ruta que le llevó a la cima. También la bajada fue muy irregular, a ritmos muy dispares, deteniéndose varias veces para comer y beber, pero finalmente llegó a su iglesia al anochecer.
¿Existirá algún punto del trayecto en el que el cura se encuentre exactamente a la misma hora en la ascesión y en la bajada?

  2 comments for “El Párroco de Coviella

  1. Luisel
    10/07/2012 at 09:16

    No me creo nada, ¿un cura de caminata sin vino? ¿En qué mundo vivimos?

  2. Isabel
    10/07/2012 at 11:55

    Hombre, digo yo que por narices sí.
    Si fuera a la misma velocidad tanto para subir como para bajar sería en el punto medio, pero como no es así no lo sé. O hay truco?
    El hecho de que sea el camino en zigzag me tiene que decir algo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *