Tag Archive for Internacional

Soluciones al conflicto coreano

*Alberto Lebrón, corresponsal en Asia-Pacífico

Twitter: @alebronchina

corea del norte y del surEn Corea he podido estar once días, con motivo de la tensión creciente entre los vecinos del Norte y el Sur. Cierto es que se trata de un conflicto no resuelto desde 1953. Que la Guerra Fría dejó este país dividido por el paralelo 38 tras un armisticio sin paz. Décadas en las que sobre todo Corea del Norte ha estado librando algo así como una guerra de baja intensidad. Sin embargo, y tomando la Historia como referencia, no nos equivocamos si afirmamos que las relaciones bilaterales entre ambas Coreas viven hoy sus peores momentos. En primer lugar porque, según EEUU, Corea del Norte ya tiene capacidad de ensamblar armas nucleares. Y, en segundo lugar, porque las cosas cambiaron radicalmente tras el bombardeo norcoreano sobre el archipiélago de Yeonpyeong-do hace casi tres años. Entonces murieron dos soldados y otros tantos civiles, aunque el hundimiento del buque Cheonan unos meses antes ya había causado decenas de bajas surcoreanas. Estos hechos, sin duda ninguna, constituyeron un punto de inflexión.

Para empezar, las relaciones amistosas de China y Corea del Norte se enfriaron varios grados bajo cero. Pekín y Pyongyang son dos regímenes comunistas, pero los chinos hace tiempo que no creen en la causa ideológica norcoreana. Si China mantiene con vida al histriónico y estrafalario régimen dinástico de los Kim es, simplemente, porque dejarlo caer implicaría tener bases militares americanas en su frontera nororiental. El mismo razonamiento es aplicable a Rusia, que bastante tiene con frenar la expansión americana por Europa Oriental. Corea del Norte es para ambos un buffer de seguridad fronterizo que mantiene razonablemente lejos a EEUU, nada más. Ahora bien, Corea del Norte tiene su agenda propia y no siempre coincide con los intereses chinos. La imprevisibilidad del régimen, geoestratégicamente protegido aunque con autonomía suficiente como para cometer actos de guerra sin consultarlo previamente, genera inestabilidad y momentos tan tensos como el actual.

Los ataques norcoreanos sobre Yeonpyeong-do, además, cambiaron la doctrina militar de Corea del Sur. Si hasta entonces la respuesta bélica había sido sistemáticamente descartada, las cosas iban a dar un giro de 360º. Desde aquellos terribles acontecimientos, Corea del Sur está dispuesta a responder militarmente ante cualquier provocación norcoreana. Dicho de otra forma, otro Yeonpyeong-do desataría una nueva guerra en Corea.

 Ahora Corea del Norte amenaza con lanzar uno o varios misiles intercontinentales. Si dichos misiles caen finalmente al mar, como ha ocurrido otras muchas veces, nada ocurrirá salvo que la ONU debatirá nuevas sanciones sobre Corea del Norte. Ello no haría más que dejar las cosas como están, abonando el terreno para otra escalada de tensión. Sin embargo, dichos misiles pueden alcanzar tanto Guam como Alaska; por no decir Japón y Corea del Sur. Que causen daños parece improbable, si bien el tener que interceptarlos ya podría constituir un acto de guerra. Sin embargo, todo esto también podría ser una estrategia para llamar la atención de EEUU. “El joven Kim Jong-un se muere de ganas por reunirse con Obama”, según declaró recientemente Dennis “The Worm” Rodman.Kim-Jong-un

En Corea del Sur, prácticamente, todos descartan la guerra. Kim Taewoo, del Instituto Intercoreano por la Reunificación Nacional, apunta que norcorea no tiene intención de suicidarse. “Los líderes viven muy bien. Eso sí, querrán hacerse con bombas atómicas como medida disuasoria para evitar invasiones. Su prioridad es perpetuar el Régimen, no acabar como Saddam Hussein”, nos comentó este reconocido experto en Seúl.

El complejo económico conjunto de Kaesong lleva ya dos semanas cerrado. Muchos surcoreanos, en esa misma frontera, rehusaban hablar con los periodistas. “Queremos una buena relación con Corea del Norte. Ustedes, los medios extranjeros, siempre la atacan. Son sensacionalistas. Esto solamente aumenta la tensión y es malo para nuestros empleos”, me comentaban dos operarios en aquel checkpoint.

En Yeonpyeong-do, sin embargo, la gente sí que mantiene una actitud más hostil hacia Corea del Norte, especialmente tras los ataques de 2010. En aquella pequeña isla del Mar Amarillo todavía viven algunos norcoreanos que cambiaron de bando durante la guerra. Y es muy difícil, también, escuchar buenas palabras sobre China. En pleno Paralelo 38, Yeonpyeong-do constituye una frontera ideológica que separa las dos Coreas.

Otro lugar especial que pude visitar durante aquellos días fue Tong il-Cun, o el Pueblo de la Reunificación. En las montañas que separan ambas Coreas, muchos de sus habitantes son ancianos. “Llegué aquí en los años 70 porque me pensé que la reunificación llegaría”, me comentó un anciano agricultor de nombre Sungdong Jun. “Nosotros solo queremos la paz. Culpo al gobierno surcoreano porque es incapaz de conseguirla. No creo en nada ya”, concluye. Cerca del complejo Kaesong, los mensajes en clave conciliadora eran la tónica dominante.

Resultaba extraño que, trescientos kilómetros al noreste de Seúl, alguien estuviese amenazando con una guerra nuclear y la vida siguiera su curso como si nada. Posible pero improbable, era la matemática básica del pragmatismo habitual por estas latitudes, poco dada a exagerar los riesgos. Un riesgo que, dicho sea de paso, no ha desaparecido.

 la proxima guerra corea del norte en semi alerta bandera corea del surTiempo habrá de analizar las posibles soluciones del rompecabezas coreano, que pueden pasar por dos países independientes con un norte pro-chino, desarrollista y sin Kim Jong-un. Una reunificación bajo el paraguas surcoreano, aspiración de máximos para Washington, se antoja más difícil por razones geoestratégicas. Y Corea como catalizador de una III Guerra Mundial queda lejos, improbable, aunque también es posible. Muchos son los escenarios que se podrían plantear. Yo, francamente, desconozco qué puede ocurrir mañana. Lo más que puedo hacer, como todos, es plantear el problema mezclando análisis de experiencias previas con algunas vivencias recientes en primera persona. Esperaba, quizás, una actitud más beligerante hacia Corea del Norte. Lo vivido allí, sin embargo, me hace “descartar” la posibilidad de una guerra. Veremos.

La reinvención de Al Qaeda

Al Zawahiri y Osama Bin Ladem¿Era Bin Laden la gran cabeza visible de Al Qaeda, o era la organización terrorista un trampolín para las pretensiones wahabistas de un multimillonario yemení con delitos de sangre desde hacía más de 20 años?

La muerte de Osama Bin Laden abre importantes e interesantes cuestiones sobre el futuro de una organización que se había convertido en la punta de lanza del terrorismo internacional, con el añadido del componente religioso: la búsqueda del poder aunado con la segregación religiosa. Pero la desaparición de Bin Laden no restará ni un ápice de presencia salafista, yihadista y wahabista en el panorama de la geopolítica actual.

Es cierto que Bin Laden era el número uno de los terroristas más buscados, que era la imagen visible de la mayor célula terrorista global y que su captura se había convertido en un reto mayúsculo para los cuerpos de seguridad e inteligencia mundiales. Pero sin Osama Bin Laden, Al Qaeda no entregará la cuchara tan fácilmente.

Y es que es poco posible que haya cambios sustancialmente en la estrategia del terror que Al Qaeda ha fabricado en las últimas dos décadas. En primer lugar, por extensión: ha germinado estructuras y células durmientes en Pakistán, la península arábiga y franquicias de calado en Iraq y el Magreb. Eso ha hecho que la organización cuente con un brazo ejecutor mayor, tenga un alcance geográfico más extenso y poderoso y, quizás lo que es más pernicioso: tenga una madurez ideológica de la que carecía hace una década.

Pero muerto el perro, la rabia quizás no desaparezca. La estructura claramente vertical de Al Qaeda se mantendrá, no sólo intacta, sino fortalecida con la más que previsible presencia de Ayman Al-Zawahiri como nueva cabeza visible de la organización. Doctor de formación, fue el encargado de radicalizar a Bin Laden durante los años ochenta y llevarle por la senda del wahabismo, que el propio terrorista yemení se encargó de encolerizar tras el fin de la guerra fría.

Sin experiencia política, Al-Zawahiri es un personaje estrictamente religioso pero muy próximo a las ideas de los Hermanos Musulmanes. Y ahí es precisamente donde radica el peligro ideológico del médico egipcio. Según los expertos, él es el ideólogo de lo que posteriormente ha sido Al Qaeda, tanto en el fondo como en la forma. Los cientos de ejemplos son una prueba irrefutable de ello: desde su participación en la muerte del expresidente egipcio, Anuar el Sadat, hasta las múltiples torturas que ha sufrido por su participación en movimientos islamistas tanto antes como después de la invasión soviética a Afganistán, germen principal del yihadismo.

Pero la posible debilidad de Al Qaeda no radicaría en ningún caso en un aplacamiento ideológico. Todo lo contrario. Al Zawahiri ha reconocido en infinidad de ocasiones su odio visceral por los chiíes iraníes, los judíos, los cristianos e incluso los musulmanes que no aceptan sus preceptos. Todo ello, provocó que Bin Laden tuviese un papel más ornamental que ideológico tras la fusión de las organizaciones más proclives a la yihad global a finales de los ochenta.

Con la muerte de Bin Laden, EEUU y su presidente, Barack Obama, no sólo han desmontado la figura icónica del islam más radical, sino que han arrancado de un disparo en la nuca la cabeza visible del movimiento. La oculta, y que sin embargo saldrá ahora a relucir, intentará mantener la calma de sus huestes. Por ello, lo peor que podría hacer Occidente es llenarse de una euforia que, a buen seguro, Al Zawahiri intentará aplacar de la mejor forma que sabe: matando.

 

 

 

 

Tsunami letal en Japón

El terremoto de 8,9 grados Richter que sacudió el noreste de Japón ha causado un tsunami que ha alcanzado zonas de la ciudad de Sendai, donde imágenes de la televisión local muestran que el agua ha arrastrado coches y alcanzado edificios.

Las imágenes que nos llegan muestran al terremoto de la localidad nipona completamente arrasada. También algunas fuentes señalan que una central nuclear ha paralizado completamente su actividad por el tsunami.

De momento, no se ha hecho público ningún balance de víctimas por el seísmo, cuya magnitud fue elevada desde los 7,9 grados iniciales a 8,9 grados en la escala abierta de Richter, uno de los más fuertes de los últimos años en Japón. El terremoto ha desencadenado un incendio en la central nuclear de la Compañía de Electricidad Tohoku, en la ciudad nipona de Onagawa, según ha informado la agencia de noticias Kiodo.

La alerta de maremoto se ha extendido por otros países de la zona Asia Pacífico, como China, las Islas Marianas, Rusia, Taiwán, Filipinas e incluso Hawaii.

Revolución islámica, la historia se repite

Año 1789, Francia, inmediaciones de París, los ciudadanos exaltados hartos de años de abusos, por parte de un sistema totalitario, toman la prisión de la Bastilla, y comienza lo que la historia acabará por denominar, la Revolución Francesa.

La noticia corre como la pólvora por toda Francia, (y eso que de aquellas no tenían facebook), acabando el conflicto con la proclamación de una república, y con el consiguiente ajusticiamiento de la monarquía gobernante.

Después de un par de siglos, la revolución llega a Túnez, y a Egipto, y vemos que como siempre la historia se repite… El pueblo harto de unos gobernantes totalitarios inicia una revolución, y es posible, que en ambos casos consigan, como antaño los ciudadanos franceses, derrocar al poder establecido.

Y es aquí donde me quiero parar, volvamos otra vez a la Francia revolucionaria, ¿Qué ocurrió tras una revolución burguesa, que sin duda buscaba mejorar las condiciones de la gente?, pues ocurrió, que los nuevos gobernantes demostraron ser tanto o más incompetentes que sus antecesores en el poder, y tras diez años de atrocidades, guillotinas y mal gobierno, Napoleón dio un golpe de estado y se volvió de alguna manera, a un régimen similar al anterior.

No quiero que se denote de este artículo, que estoy en contra de ambas revoluciones, es más, todo lo contrario, me parece maravilloso, que la democracia llegue al mundo islámico a base de revoluciones sociales, y no implantada a base de bombas por la OTAN, pero lo realmente importante, no es la revolución en sí, lo realmente importante será lo que consigan hacer los líderes de la misma, ahora solo toca esperar a que actúen con buen criterio y que Europa, Estados Unidos y demás potencias ayuden a la creación de una sociedad libre, en lugar de sacar provecho, intentando poner en el poder a alguien que les beneficie, que a la postre es lo que, me temo, acabarán haciendo.

Si no, me temo, que como en Francia, hace doscientos años, surgirá un dictador de turno que se hará otra vez con el poder y las revueltas populares, no habrán servido para nada.

Políticos agredidos y estado de crispación

En las últimas fechas, nos hemos visto sorprendidos por la noticia de dos brutales ataques a miembros de la comunidad política.

Por un lado, en Estados Unidos vivimos el brutal atentado contra  la congresista Gabrielle Giffords, que resultó gravemente herida, y a la que Sarah Palin situó en su “punto de mira” durante las últimas elecciones, en un mapa en el que se veían varios “objetivos a batir”. El oponente republicano de Giffords, basó su campaña en un lema tan peculiar como “Ayuda a quitar a Gabrielle Giffords de su puesto” e invita a sus seguidores a “disparar un rifle automático M16 con Jesse Kelly.”

Por otro ya a nivel más local, pudimos ver la reciente agresión sufrida por el consejero de Cultura murciano, Pedro Alberto Cruz al que de manera burlesca se apodaba el “sobrinísimo” El ataque al grito de “sobrinísimo, hijo de puta” pone de manifiesto que el móvil es político. María Dolores de Cospedal, ha insistido en señalar al PSOE como responsable de la agresión.

En ambos casos, parece ser que el móvil de las agresiones es exclusivamente político, y es que como reza el dicho, “el que siembra vientos recoge tempestades”, y el estado de la crispación en el que se encuentra el mundo político en el globo, desde luego invita a la reflexión.

Cada vez son más comunes los partidos de ultraderecha, con gran número de adeptos, en Holanda, Dinamarca, Austria, Suiza, Italia, Francia, Estados Unidos etc… Cada vez hay más desconfianza contra los inmigrantes, que a la postre acaban siendo los culpables de todas las situaciones de crisis, ya sea ahora, o en tiempos de Isabel la Católica.

Es triste ver como la historia se repite delante de nuestros ojos, y nadie parece dispuesto a pararlo, me dan igual los culpables, que sean de ultraderecha, como el caso americano, o de ultraizquierda en el caso Español, cualquier forma de violencia es deplorable, pero no solo debemos condenar los hechos violentos en sí, también debemos de ser especialmente críticos con los comportamientos y el modelo de educación e información de esta sociedad, que han dado como resultado a individuos capaces de cometer tales atrocidades por el mero hecho de tratarse de personas cuyo mayor delito era pensar de manera diferente.

Obama o la sombra del precipicio

Comienza el nuevo curso político en EEUU y Obama tendrá que sacar su faceta más funambilista para mantenerse firme sobre la tensa cuerda en la que se ha convertido el espectro político de Washington tras las elecciones legislativas de noviembre.

En aquellos comicios, los republicanos lograron la mayoría en la Cámara de Representantes, el equivalente al Congreso de los Diputados español, algo que obligará a los demócratas a renegociar aspectos claves -y en su momento ya solventados- del ente político y económico estadounidense como la reforma sanitaria, la financiera, las ayudas al sector del automóvil o el techo de gasto presupuestario, establecido en 14 billones de dólares.

De forma inmediata, el primer cambio plausible en Washington será el cambio de líder en la Cámara de Representantes. Nanci Pelosi, acusada por los republicanos como demasiado izquierdista y propensa a aventuras sociales innecesarias, ha dejado su lugar a John Bohener, republicano de gama alta: ex empresario del sector plástico con experiencia de 30 años en el Congreso, ha liderado varios lobbies de presión y está considerado como un hombre de diálogo. De pronto, ya es el republicano con más poder en EEUU (en clave política, sólo Obama y Joe Biden, vicepresidente, tienen más que él), y su nombre se postula como la afrenta demócrata para la reelección en 2012.

Pero no sólo sobre John Bohener recaerá el peso del elefante republicano. De la gran parte de nuevos congresistas elegidos, muchos son del ala dura del conservadurismo estadounidense, cercano incluso al Tea Party, algo que, sin duda, limitará las iniciativas que los demócratas lancen en el Senado para mejorar la situación económica, principal flor de batalla en el país. Obama tendrá que afrontar retos de áspera complejidad como el alto paro -del 9,8%-, un déficit federal galopante, -que ya supera el billón de dólares-, la nueva ley inmigratoria o los acuerdos comerciales y militares con Rusia y China que tanto excepticismo generan en el ala oeste de la Casa Blanca.

Y es que aún lejano en el horizonte, 2012 dice mucho en el ecuador de esta legislatura. Por ello, Obama ya ha comenzado a reinventarse: sabe que las encuestas no le son favorables y que su popularidad ha caído a niveles históricos, por lo que ya ha dado un nuevo aire a los fontaneros políticos de la Casa Blanca. El último en abandonar el barco de poder ha sido Robert Gibbs, hasta febrero portavoz. Entonces saldrá de Washington para liderar la campaña electoral demócrata en 2012, una tarea en la que estará acompañado por David Axelrod, principal asesor de Obama, y que también saldrá de altas esferas; y Larry Summers, hasta el año pasado hombre fuerte de la economía presidencial. Estos nombres estarán escoltados por el de Rahm Emmnanuel que, aunque optará a la alcaldía de Chicago, no dejará a Obama en la ardua tarea de buscar la reelección.

En ese proceso, el presidente estadounidense deberá hacer frente, no sólo a la mayoría voraz republicana, sino a un descontento plausible en la población estadounidense, esa que, en buena medida ha visto reducido su latifundio del bienestar, ha perdido su puesto de trabajo, o ha visto embargado su hogar por impagos a los mastodontes financieros del país. Con las generales ya en el imaginario político demócrata, Obama debe ser más camaleónico que nunca para afrontar los hercúleos retos que tiene por delante. Negociación, pero sobre todo acción. Obama debe dar un paso adelante, pero con cuidado de no caer en el precipicio. Y lo tiene muy cerca.

 

Tokio, la ciudad más poblada del planeta

Rivaliza con Ciudad de México por el título de ciudad más poblada del mundo, pero lo cierto es que el área metropolitana de Tokio tiene más habitantes que ninguna otra. Concretamente viven 38 millones de personas, casi tantas como en toda España. El área metropolitana del gran Tokio, que significa “ciudad del este” incluye la región de Yokohama.  Supera a otras grandes conurbaciones mundiales, como Nueva York (18 millones), Los Ángeles (14 millones), México (22 millones), Shanghai (17 millones), Sao Paulo (20 millones) o Bombay (19 millones).

Para articular la movivildad de tantas personas, Tokio cuenta con la red ferroviaria más densa del plantea. Está conformada por el tercer mayor metro del mundo, una red inmensa de trenes de cercanías y 7 líneas del famosos tren bala, que alcanza velocidades situadas entre los 300 y los 400 kilómetros por hora.

Aparte del Tokio continental, el área metropolitana tokiota incluye una región insular formada por decenas de islas autónomas dependiente de la prefectura de la ciudad. En su conjunto poseen unos 500 kilómetros cuadrados de superficie. Existen numerosas líneas marítimas que las comunican entre sí.


Reformas y perspectivas de futuro en la economía mundial

Esta crisis ha mostrado que los mercados de capitales ya no son sólo nacionales o comunitarios. El auge de internet y la mayor facilidad de acceso a la información, la mejora de las interconexiones aéreas, marítimas y terrestres, el incremento de las clases medias acomodadas, la cada vez mayor interconexión de los bancos en todo el mundo y proliferación de los infinitos productos de inversión que se han creado desde finales de los años noventa han producido un mercado mundial de capitales, bienes y servicios interdependiente y muy complejo. A estos problemas, hay que unirle un tercero que requiere de prontas soluciones, la falta de regulación y supervisión a niveles supranacionales, tanto de las empresas como de los productos.

En el último año, la afluencia de capitales desde los países desarrollados hacia las economías emergentes ha sido como una estampida. Tras el rebote de todos los mercados durante el segundo y tercer trimestre de 2009 las reacciones de los diferentes mercados mundiales han sido bastante variadas; aunque en general, han seguido la tónica marcada por los datos macro-económicos nacionales. Mientras en España la deuda soberana alcanza cotas históricas sin precedentes se prevé que para 2010 el producto bruto mundial experimente un incremento del 4,25% tras una contracción del 0,5% en el 2009. Tanto este año 2010 como los próximos venideros seremos testigos de un crecimiento débil y rezagado de las economías avanzadas frente a las economías emergentes, las cuales, se espera recobren los niveles de crecimiento pre crisis. En el caso de España los organismos internacionales pronostican que seremos el único país cuyo PIB no ascenderá en 2010 en términos porcentuales.

Mientras tanto, en Estados Unidos la recuperación de los mercados parece estar siendo más rápida de lo previsto. No obstante, las cifras de desempleo siguen siendo poco alentadoras y hasta que éstas no empiecen a revertir la tendencia de destrucción de empleo que han seguido durante todo el 2009 no podremos hablar de una recuperación plena.

Europa está tambaleándose ante los efectos de las políticas expansivas de gasto público que algunos Estados miembros han llevado a cabo. Así, la política monetaria expansiva del BCE, consistente en la bajada de los tipos de interés para que las familias y las empresas adquirieran créditos más baratos ha resultado nula e ineficiente en países como Grecia, Portugal, Irlanda y España donde las deudas contraídas por las administraciones públicas han absorbido gran parte del dinero que tenía que haber ido a parar a las familias, los emprendedores y las empresas. Por otro lado, en la mayor parte de los casos esas emisiones de deuda están siendo dedicadas a gastos en vez de a inversiones. Además, la falta de decisión y consenso de los Estados miembros, con Francia y Alemania a la cabeza, para llevar a cabo un plan conjunto de salida de la crisis es el reflejo de una Europa que avanza descoordinada y a dos velocidades.

En los próximos años tanto los EEUU como Europa están abocados a reinventarse a sí mismos y la única vía posible parece ser la de centrarse en el ahorro y la exportación de bienes y servicios.

Es posible que las inmensas cantidades de capital que han sido inyectadas en las economías emergentes supongan un nuevo ciclo de auge y caída pues por paradójico que parezca el final de una crisis suele coincidir con los primeros brotes de creación de nuevas burbujas especulativas. Los inversores internacionales han puesto su mirada en países como China, India y Brasil. Países con una fuerte demanda interna que además son exportadores y que en los últimos 20 años han experimentado unos cambios productivos y sociales sorprendentes.

No obstante, estos países todavía se encuentran a cierta distancia de los niveles de vida europeos. En Europa durante los años 80 y 90 creamos unos modelos de Estados del Bienestar que de seguir tal cual están serán inviables en el largo plazo debido a los significativos y marcados cambios demográficos esperados de aquí al 2050. Los europeos disfrutan hoy en día de los niveles de vida más altos del mundo. Así lo muestran logros pasados tan importantes como la sanidad, la educación pública y las pensiones. En el futuro, se espera que la población europea envejezca notablemente. Así lo demuestran algunos datos extraídos del Eurostat que pronostican que la proporción de jubilados sobre la población pasará de un 17% en el 2008 al 29,9% en el 2050, y en el caso de España, aumentará hasta el 35,6% a mediados del siglo XXI. Asimismo, el número de personas europeas en edad de trabajar disminuirá desde el 67,2% de la población al 56,7%. Esto significa menos capital humano, y por lo tanto, menos producción, con los actuales sistemas sociales de pensiones y sanidad esto supondrá subidas de impuestos muy importantes o cambios estructurales de gran calado en las bases organizativas y laborales de nuestras sociedades.

El camino que queda por andar para lograr un mundo menos volátil con crecimientos sostenibles es largo pero parece tener una vía trazada hacia la creación de unas normas e instituciones internacionales que se encarguen de la supervisión y control de los riesgos generados por las grandes empresas, y sobre todo, de las entidades financieras. Quizás no se logre impulsar un cambio global antes de que acabe esta crisis, pero la próxima, será una nueva oportunidad. Y la verdad, no dudo en que pronto llegará otra crisis pues al fin y al cabo también forman parte del ciclo de la vida.

La Liga española, primera en el ranking de buen fútbol

Estudios recientes sobre la rentabilidad económica del fútbol continental, confirman un año más que la Premier League inglesa es el campeonato que más beneficio genera en el viejo continente.

No es ninguna sorpresa puesto que desde el desembarco a orillas del Thamesis de los petrodólares de Roman Abramovich, otros han seguido los pasos del peculiar multimillonario ucraniano aportando capital foráneo, procedente de Estados Unidos, Oriente medio e incluso Asia.

Pero por qué es el Reino Unido el destinatario de las más potentes inversiones, que obviamente elevan el nivel de los equipos implicados. Varios motivos explican esta circunstancia, aunque los esenciales se apoyan en la solidez de la economía británica respecto a las de otros países, y en la difusión internacional del la Premier League, merced a las agresivas campañas de marketing en mercados como el americano o el asiático, y que en algunos casos pasan por fichajes estratégicos de futbolistas con pasaportes algo extravagantes.

La Liga española se encarama al segundo lugar de esta lista de éxitos económicos, y si no alcanza cotas más elevadas es por el recelo de los accionistas de los clubes a la entrada de inversores extranjeros, que no ven más que un negocio por encima de un escudo, y a los que les sobra vergüenza para dejar la entidad como si una plaga de langostas se hubiera encargado de gestionarla. Por desgracia especimenes como estos no sólo vienen de fuera, algunas veces conviven entre nosotros.

Afortunadamente para quienes degustamos el deporte rey, incluso por encima de nuestros colores, el Barcelona de Guardiola ha enarbolado la bandera de la justicia poética, demostrando que hace falta algo más que un millonario saudí, tejano o ucraniano para levantar trofeos y entrar en la historia. Por lo tanto en el ranking del buen juego, que es el que le interesa al aficionado, la Liga Española hoy por hoy ocupa sin titubeos el puesto de honor.