Tag Archive for PP

Camino del hoyo

recortes ppSe me ven los colores, pero son los míos y por eso los tengo. Aunque me gusta pensar que puedo abstraer una idea y verla desde un punto de vista objetivo, no siempre puedo.

Procuro pensar con frialdad y empatía, pero con todo lo que está cayendo me caliento.

Y es que creo que desde hace ya unos años, nuestros dirigentes van dando bandazos y palos de ciego en prácticamente todos los asuntos relevantes para el devenir de la sociedad del bienestar.

Al margen de la calamitosa política económica llevada a cabo por el socialismo bienqueda, a estos “progres trasnochados’’ se les podrá achacar muchas cosas, pero siempre han mantenido un halo de transparencia y legalidad, es decir, no se pillaban las manos con las formas. Puede que luego fuese todo mentira, puede que les mire con mejores ojos que a los otros. Pero es que en los últimos días estoy viendo a un PP desbordado y desquiciado por la situación. Y si Don Mariano & Co., que se nos vendieron como la panacea para salir de la crisis, no hacen más que sacar los pies del tiesto, no sé quién va a arreglar todo este desaguisado.

Empezaré con Doña Fátima Ibáñez. Hace unos días se filtró la noticia a un medio profundamente tendencioso, por la cual el principal partido de la oposición se disponía a convocar un ERE en su plantilla. No voy a pedir la dimisión de la actual Ministra de empleo, pero sí que quiero alertar de su mala praxis. Después de haber tenido que reconocer que la noticia salió de su entorno, gracias a las reveladoras informaciones de otro medio de comunicación, se ha limitado a decir que ninguna información era confidencial y a cargar contra los socialistas y su falta de decoro ideológico. Magnífico proceder para un Ministro que vela por los intereses de todos los ciudadanos.

Seguiré con Doña María Dolores de Cospedal. La actual presidenta de Castilla La Mancha y número dos del partido en el poder ha cargado contra el Poder Judicial, criticando la actuación del juez encargado de imputar a los gestores de Bankia. Una nueva injerencia en la independencia de los Tribunales. Como individuo particular podrás criticar todo aquello que te venga en gana, pero como cargo electo has de respetar las instituciones de este país, no presionar públicamente a la gente que vela por el cumplimiento de la legalidad y ,sobre todo, no hacer una defensa absurda sobre algo que aún no ha ocurrido, en un asunto que huele muy mal, sólo por ser quien son.

A colación con el tema de Bankia, proseguiré con Doña Esperanza Aguirre. El atrevimiento de esta señora parece no tener límites. Hace un par de años, desde su posición de presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid, forzó la situación para imponer los cargos, a su antojo, en la cúpula directiva de la antigua Caja Madrid. Nada inusual en este tipo de actuaciones por parte de un presidente autonómico. Lo inusual es que a día de hoy tenga los “santos cojones’’ de pedir que se depuren las responsabilidades en dicha materia, cuando ella y sus políticas son las que deberían ser depuradas en todo este asunto. Habría que ver en qué medida la Comunidad Autónoma de Madrid es responsable del insalvable agujero provocado en dicha entidad. Cómo ha afectado las fusiones forzadas a la solvencia de la otrora bien valorada Caja Madrid.

Por último, quiero acabar llamando la atención sobre el depauperamiento democrático que supone saltarse las Cámaras electas y legislar a base de decretazos. Se supone que en base a la extrema urgencia y necesidad se puede acudir a este sistema para dictar normas. Pero ya ni sé cuántos Decretos-Ley ha promulgado el PP desde su llegada al poder, ni siquiera las materias que han abordado. Que la situación económica sea escalofriante, no quiere decir que tengamos que acabar con la democracia, con nuestros derechos y libertades.

Tengo pavor por la deriva democrática a la que se asoma este país. Las actuaciones de nuestros dirigentes me resultan profundamente preocupantes, y como se están desarrollando los acontecimientos me llevan a pensar que el PP no va a acabar estos cuatro años de legislatura. Y el problema es que no veo a ningún partido capaz de coger el relevo.

En Grecia los neonazis han conseguido su parcela de poder, y cuando las barbas de tu vecino veas cortar pon las tuyas a remojar. Muy mala pinta.

Resultados elecciones generales en España 2011

A continuación se muestran las gráficas con los resultados de las Elecciones Generales del 20 de noviembre de 2011 en España. La primera gráfica muestra el número de diputados obtenidos por las diferentes fuerzas políticas y la segunda gráfica el número de votos obtenido por cada uno de los partidos. No cabe más que decir, la victoria del PP ha sido arrolladora.

Resultados 20-N | Elecciones Generales 20-N

Resultados 20-N | Elecciones Generales 20-N | Resultados Elecciones Generales

Como ya se comentó en uno de los artículos que se han escrito en esta web nuestro sistema electoral adolece de falta de equidad.

Sobre oligarquías políticas y dimisiones que nunca llegan

Oligarquías políticas en EspañaLas oligarquías políticas de nuestro país dejan mucho que desear. Para muestra un botón, tras el descalabro electoral del PSOE en las elecciones del 22-M no ha habido ni una sola dimisión, miento, una. Nadie que haya reconocido haberlo hecho mal, haber enfocado su campaña o su gobierno de una forma errónea. En fín, errar y reconocer el error no parece de sabios cuando a lo que te dedicas es a la política.  Y menos aún, si eres del PSOE y le puedes endiñar la culpa a la crisis financiera internacional o a la pésima gestión de Zapatero. Claro que este defecto no es sólo algo del PSOE, pues lo mismo se puede decir del PP.

Véase  el caso de Asturias: tras la barrida electoral que ha llevado a cabo el recien creado partido político FAC, liderado por el ex-ministro Álvarez Cascos, han sido muchos los que han quedado en una flagrante evidencia en Asturias. El primero de todos ellos ha sido el alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, a quien tanto malestar le causaba la intrusión de Cascos en  el partido que dirige como un cacique de pueblo, curiosamente a Gabino la llegada de Foro Asturias le ha costado la pérdida de la mayoría absoluta. Y con de Lorenzo hay otros tantos, todos aquellos que afirmaron que el PP de Asturias no necesitaba a Cascos para ganar las elecciones. Aquellos que tenían otros intereses en mente, unos intereses que no eran precisamente los del pueblo. Y por eso, les voy a decir una cosa, sin el pueblo no sois nada.

Al final, el ganador ha sido el ex-ministro Álvarez Cascos y Foro Asturias. Y este resultado si que es la única prueba y constatación de lo que los asturianos  han querido. No obstante, en el redil popular asturiano no hay dimisiones, pese a que ha sido la mayor debacle del PP asturiano en toda su historia. No hay dimisiones, ni reconocimientos de errores, ni perdones por los improperios que pretendían atacar el honor de Cascos. En fin, me imagino  que el ex-ministro tiene claro quién es quién en el PP asturiano.

El caso es que en España dimitir no es una costumbre entre los políticos. Da lo mismo que hayas mentido en tu CV, que estés imputado en los tribunales por corrupción o que lleves 20 años en la oposición sin ninguna oportunidad de gobernar debido a tu ineptitud. Lo importante para medrar en política parece ser el no molestar demasiado con tus opiniones e ideas a los que están por encima tuyo. Creo que debe haber una especie de guía secreta para no perder la silla. En ella se debe explicar todo lo que uno debe hacer para que aún siendo el más inepto del lugar no pierdas tu puesto en caso de que soplen vientos de cambio. Y es que los partidos políticos, lejos de estar formados por la flor y nata de la sociedad, lo que están es llenos de trepas y pelotas intentando no quedarse fuera de la foto.

¿Y ahora qué? se estarán preguntando muchos en el PP de Asturias. Pues ahora, debería haber unos cuantos que os fueseis a vuestras casas, que ya es hora, ya está bien de tomar el pelo al personal…

Definición de oligarquía: Conjunto de algunos poderosos negociantes que se aúnan para que todos los negocios dependan de su arbitrio.

Mentiras al desnudo: Dicen los anticasquistas…

¿Quiénes son los anticasquistas asturianos? Un puñado de resentidos y vividores que no tienen más ingresos que los de sus cargos políticos. En su mayoría, son unos profesionales de la derrota, de la injuria y de la intriga. Miembros de una facción del Partido Popular que aspira a vivir como  sanguijuelas a costa de toda la sociedad asturiana. Esos son los enemigos de Cascos, un pelotón de hábiles ladillas aferradas a sus cargos que ha conseguido, una vez más, salir adelante con sus maniobras capciosas.

Pues bien, dicen los anticasquistas, que ellos son los legítmos representantes del partido. Y yo me pregunto, cómo puede aspirar nadie a ser legítimo representante de un partido si hace tan sólo unos meses “los legítimos” llevaron a cabo una violación flagrante de varios de los principios recogidos en la Constitución, en la Ley Orgánica de Partidos Políticos y en los propios Estatutos del Partido Popular de Asturias. (Ver) Y aún así, Mariano les da la razón y se achanta de imponer lo que media Asturias reclama, justicia, o en su contrario democracia.

Dicen los anticasquistas que no hubo ninguna campaña de acoso y derribo al ex ministro Álvarez Cascos. Y digo yo, ¿qué fueron entonces los ataques constantes que llevaron a cabo estos anticasquistas?  Lo han llamado sexagenario, vejestorio senil, kale borroka y alguna que otra lindez más. Hoy mismo se afirmó que  Cascos fue un difamador desde la sede del PP de Gijón, una vez más, inpunemente.

Dicen los anticasquistas que Álvarez Cascos lleva meses intentando obligar a Mariano Rajoy para que lleve a cabo una “cacicada” contra la inmensa mayoría del PP de Asturias. Que según ellos, no apoya a Cascos. Y digo yo, Mariano, ¿acaso no habría sido lo más correcto llevar a cabo un congreso extraordinario y nombrar una junta gestora que dirijiese el proceso y estudiase con exhaustividad las condiciones reales en las que se encuentra el PP de Asturias?

Eso es lo que tenías que haber hecho Mariano. Pero una vez más, ese afán por echar tierra encima de la mierda,  ese afán por alejarte de tu vieja tropa aznarista está dejando entrever a todos los españoles esa falta de liderazgo que te ha hecho perder las elecciones en dos ocasiones. No digo yo que no vayas a ganar las próximas elecciones porque es más que conocido que las elecciones en España no se ganan, pues lo correcto, lo que corresponde a la tropa de políticos que tenemos en España, es perderlas.  Pero esta forma de actuar, anunciando tu decisión sobre la candidatura de Asturias el 31 de diciembre por la tarde, sin dar la cara y huyendo de las cámaras, no creo que sea lo más adecuado para Asturias, ni para España, y tampoco para tí y el PP.

Querido Mariano, si no actuas contra el clientelismo de la facción asturiana que a través de una maquiavélica estrategia intimidatoria ha ido contra los propios afiliados del partido que apoyaron y apoyan a Cascos te auguro un oscuro futuro en Asturias. Porque en definitiva, lo que haces es ir contra los inetereses de todos los asturianos. No puedo negarte que todos nos hemos equivocado alguna vez. Pero no te olvides que en Asturias comenzó la Reconquista y la Revolución del 34. Nunca se sabe que más seremos capaces de hacer. El PP cada vez se parece más a la antigua CEDA. Y precisamente este es el mejor momento de la historia de la democracia para que un nuevo partido desbanque a otro.

Cascos preséntate y haz algo por una región que se encuentra en ruinas, y el tiempo te lo agradecerá.

Test de Estrés: Activos crediticios valorados por riesgo de impago

Entre la información útil que los Test de Estrés aportan a los curiosos, me parece reseñable señalar la que hace referencia al riesgo impago de los activos que pertenecen a las promotoras e inmobiliarias. Según la fotografía del sistema bancario español (anexo 1.1) la partida crediticia que más dañada se verá en el balance de los bancos durante 2010 y 2011 será la que hace referencia a los créditos de promotoras e inmobiliarias.

Según el escenario de referencia las pérdidas acumuladas podrían llegar a ascender a 63.679 millones de euros entre todas las entidades (bancos y cajas). De estas pérdidas potenciales el 70,9 por ciento se encontraría en manos de las cajas y tan sólo el 29,1 por ciento estaría en manos de los bancos. En el escenario tensionado, que asume una caída del PIB del 2,6 por ciento, las pérdidas acumuladas podrían llegar a ascender a 76.012 millones de euros. De estas pérdidas el 72,1 por ciento pertenecerían a las cajas y a los bancos les correspondería el 27,2 por ciento restante. En total, estas pérdidas podrían representar entre el 15 y el 17 por ciento del total del deterioro bruto acumulado que sufriría el sistema.

Esta información me parece reveladora de por sí. Muestra con claridad lo que ya todos sabíamos con anterioridad pero parecíamos no querer creer.

Durante años, y me refiero a muchos años, las costas y los litorales españoles han ido poblándose de casas y más casas sin orden ni concierto. Los planes de recalificación del  suelo salían a la luz en ayuntamientos de toda España tan raudos y veloces como se hacen los churros en la casa del churrero. Los maletines volaban de arriba abajo en la jerarquía funcionarial. Las cajas de ahorros sólo sirvieron de soporte impulsor para la especulación pura y dura.

Están tan politizadas que el amigote constructor nunca fue evaluado correctamente con respecto a sus riesgos reales de impago.  Tal vez el amigote ya había visitado al Banco Santander para pedir un crédito y estos se lo habían denegado pues sus ingresos parecían poco fiables. ¿Pero cómo se iban a negar a concederle el crédito en las cajas de ahorros…? Al fin y al cabo, el Director de la caja de ahorros había sido puesto en su silla por el partido con el que él había negociado y las personas a las que él había untado de billetes, sólo representaban un trámite más. Un pequeño paso para él y un gran paso para la urbanización de 700 casas más hortera del litoral marbellí.

Y así tenemos las cajas que tenemos… Tan limpias y legales como nuestros políticos. Ambos, siempre preocupándose por la caridad y el servicio social, por la inestimable labor de responsabilidad social que impulsan de cara a la galería y las operaciones especulativas que urden al amparo del especulador de turno que les unta con un maletín una billetada que les servirá para saciar sus aspiraciones materiales más horteras.

Veremos qué pasa en los próximos cinco años. En ese plazo de tiempo todas las cajas deberían estar privatizadas y dirigidas por equipos profesionales y no por zafios enchufados que sólo son profesionales en comer de la gorra. El rescate de las cajas nos costará más de 25.000 millones de euros acumulados desde el 2008, supuestamente será devuelto con unos intereses del 7 por ciento, pero cualquiera se lo cree.

Conjuras contra la candidatura del ex ministro Álvarez Cascos

La última intriga orquestada por el poder omnímodo de Gabino de Lorenzo en el PP asturiano ha sobrepasado todos los límites de la legalidad constitucional. El rechazo a la hipotética candidatura del ex ministro de Fomento Francisco Álvarez-Cascos ha sido una sorpresa para todo el mundo, pero parece ser que aún no se han jugado todas las manos de la partida y la candidatura de Cascos sigue en el aire.

Cabe recordar que los afines a Cascos llegaron a aglutinar el respaldo escrito del 75% de las juntas locales. Además de los 11 alcaldes populares, (incluido Gabino de Lorenzo), ex senadores y ex diputados, 24 ex concejales del Ayuntamiento de Gijón y el clamor popular de casi todos los asturianos.

Sin embargo, de forma inexplicable, desde la cúpula del partido en Asturias han dado un giro copernicano a la posición que hace tan sólo dos semanas todo el partido, exceptuando la presidencia de Gijón, que no el resto del partido gijonés, mantenían. El propio Gabino de Lorenzo, quien hace tan sólo unos meses lanzaba alabanzas sin medida a la figura del ex ministro y que llegó a enviar comunicados escritos a Génova pidiendo y apoyando la candidatura de Cascos a la Presidencia del Principado, es quien a través de una maquiavélica estrategia intimidatoria contra los casquistas acusa al ex ministro de convertirse en un lastre que, “sólo ha servido para desgastar la organización”. Y añade que es necesario “un candidato que sume no que reste, que respete los estatutos y los resultados de los congresos”.   Todo ello fue expuesto en un comunicado oficial publicado el viernes 16 de julio y que surgió de una supuesta reunión del comité electoral regional en donde se rechazó por unanimidad la hipotética candidatura del ex  vicepresidente del Gobierno Álvarez-Cascos. (Para ver comunicado ir a la última página del acta notarial)

Y digo “supuesta reunión” del comité electoral, pues como expuso Benjamín Vilaboa, miembro del comité electoral, ante notario  (ver acta notarial) no ha existido reunión alguna del comité electoral regional.

Según se expone en el acta, el miércoles Vilaboa recibió una llamada de Gabino de Lorenzo, alcalde de Oviedo, y de Joaquín Aréstegui, presidente del PP de Avilés, en la que le pedían su conformidad para que aceptara el comunicado que horas después se haría público rechazando la candidatura de Cascos. Comunicado que se realizó sin acuerdo alguno entre los miembros del Comité, o por lo menos, sin el acuerdo “unánime” que en el comunicado de prensa se anuncia y sin ni siquiera haber realizado antes convocatoria previa del comité. Pero la cosa no acaba ahí, porque según la denuncia de este miembro del comité electoral regional, como su respuesta fue negativa el partido falsificó su firma en el documento en el que se rechaza al ex ministro como posible candidato a la Presidencia del Principado. Esta última afirmación podría suponer 2 años de cárcel por falsificación de documento público en caso de que se hiciese extensiva a los juzgados.

Esta suprema falta de respeto a la Constitución y a la democracia de partido, en caso de ser ciertas las afirmaciones de Vilaboa, ha sido cometida por los mismos que afirman en su comunicado de prensa que se necesita a un candidato “que respete los estatutos”. Además, cabría señalar al acto como manifiestamente antidemocrático pues pretende anular una candidatura a la Presidencia del Principado sin ni siquiera haberse planteado aún de forma oficial.

A todo esto los “gabinistas” afirman que el señor Vilaboa dió su conformidad y tienen testigos que lo corroboran. Y no me extraña, pues las acciones de ilegalidad cometidas y denunciadas son de una gravedad extrema.

De ser esto cierto, la intriga urdida por el alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo y el presidente del PP avilesino, Joaquín Aréstegui, supondría una violación flagrante a varios de los principios recogidos en la Constitución, en la Ley Orgánica de Partidos Políticos y en los propios Estatutos del Partido Popular: A continuación se hace una enumeración de los artículos infringidos. Algunos de los cuales han sido infringidos aun no siendo ciertas las declaraciones de Vilaboa.

Artículo 6 de la Constitución:

Los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular y son instrumento fundamental para la participación política. Su creación y el ejercicio de sus actividades son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley. Su estructura interna deberá ser democrática.


Ley Orgánica de Partidos Políticos:

Artículo 6. Principios democrático y de legalidad.

Los partidos políticos se ajustarán en su organización, funcionamiento y actividad a los principios democráticos y a lo dispuesto en la Constitución y en las leyes.


Artículo 7. Organización y funcionamiento.

2. Sin perjuicio de su capacidad organizativa interna, los partidos deberán tener una asamblea general del conjunto de sus miembros, que podrán actuar directamente o por medio de compromisarios, y a la que corresponderá, en todo caso, en cuanto órgano superior de gobierno del partido, la adopción de los acuerdos más importantes del mismo, incluida su disolución.

3. Los órganos directivos de los partidos se determinarán en los estatutos y deberán ser provistos mediante sufragio libre y secreto.

4. Los estatutos o los reglamentos internos que los desarrollen, deberán fijar para los órganos colegiados un plazo de convocatoria suficiente de las reuniones para preparar los asuntos a debate, el número de miembros requerido para la inclusión de asuntos en el orden del día, unas reglas de deliberación que permitan el contraste de pareceres y la mayoría requerida para la adopción de acuerdos. Esta última será, por regla general, la mayoría simple de presentes o representados.

5. Los estatutos deberán prever, asimismo, procedimientos de control democrático de los dirigentes elegidos.

Estatutos del Partido Popular:

Artículo 6: Derechos de los militantes.

g) Ser seleccionado para formar parte de las candidaturas que el Partido presente en los diferentes procesos electorales, en función de los requisitos de capacidad exigidos para los mismos.

Artículo 11: Infracciones muy graves.

1.- Cometen infracción muy grave quienes incurran en alguno de los siguientes supuestos:

a) Atentar contra cualesquiera de los derechos o deberes fundamentales de los afiliados reconocidos en la Constitución.

Artículo 12: Infracciones graves.

d) Suplantar o atribuirse cargos o funciones de cualquier clase o naturaleza que no le corresponda.


Artículo 35: Competencias de los Comités Ejecutivos.

1.- Los Comités Ejecutivos, dentro del ámbito territorial de su competencia, ejercerán las facultades siguientes:

a) Ordenar, coordinar y controlar todas las actividades del Partido y adoptar las medidas necesarias para el cumplimiento de los acuerdos y directrices emanados de los Congresos y Juntas Directivas de su organización territorial.

Artículo 46: Régimen de los Comités Electorales.

2.- Los Comités Electorales del Partido aprobarán o modificarán las propuestas de candidaturas que se les eleven, si bien en este último caso deberán realizar informe sobre los motivos que han aconsejado tal decisión, sometiéndolo al comité electoral cuya propuesta se altera.

7.- Para la elaboración de las candidaturas de los diferentes procesos electorales los comités electorales tendrán en cuenta los siguientes criterios:

a) La igualdad de todos los afiliados, recogida en el artículo 6 de los Estatutos.

Artículo 47: Competencias de cada Comité Electoral.

2.- El comité electoral regional elabora y propone las candidaturas al Organo legislativo de la Comunidad Autónoma, designa a los candidatos a Senador en representación de éstas y aprueba todas las candidaturas municipales de localidades de más de 20.000 habitantes.

1.- El Comité Electoral Nacional elabora y aprueba la candidatura del Partido al Parlamento Europeo, aprueba las candidaturas a presentar en las elecciones legislativas y autonómicas y en las municipales de capitales de provincia, designa a los candidatos a las Presidencias de los Gobiernos de las Comunidades Autónomas, Presidencias de las Diputaciones, Alcaldías de las capitales de provincias, y ratifica los candidatos a Senadores por las Comunidades Autónomas que designen los comités electorales regionales. Podrá delegar sus competencias en los Comités Regionales, previa conformidad del Presidente Nacional.

La voluntad del pueblo está con Cascos, así lo demuestra el clamor popular de los comentaristas de la prensa digital y los comentarios que se oyen hasta en los bares de las cuencas “estu de Asturies, non tien arreglu, compañeru, ni socialistas ni comunistas, pero si se presenta Cascos, me-cago-en-mi-mantu, no hay izquierda que valga; yo lo voto, que esi, ye’l únicu que val p’algu y tien un par…”

Es evidente que desde Génova se deberían tomar medidas al respecto pues las facciones de poder que toman decisiones al margen de los afiliados y de forma unilateral no generan más que mayor desprestigio para un partido, el PP asturiano, que lleva años sin levantar cabeza a nivel autonómico. Desde el Comercio, el periodista Juan Neira, cree que es necesaria una Junta Gestora que ponga orden en el partido y encare el proceso electoral, y la verdad, me parecería lo más correcto.

Algo está claro, une más la ilusión de votar a un buen candidato que pueda arreglar los grandes problemas a los que se enfrenta Asturias que la rutina de votar al partido de siempre. Y en este aspecto, no hay candidato que una más que Cascos, pues ha sido él, y no otro, el político que más ha hecho por Asturias en los últimos 30 años de democracia.

Soluciones ante la huelga del Metro de Madrid

Trataré de no desvariar. Intentaré centrarme en el asunto. La huelga de metro de Madrid tiene sumida a la capital de España en el caos más absoluto. No me afecta para nada. Me desplazo en bici.  Aunque algún desalmado me la robó una vez y tuve que comprarme otra. No contamina, es económica, practico ejercicio, no toco el coche, evito adentrarme en el inframundo que es el metro y disfruto, con cierta asiduidad, el trayecto. Pero sí afecta a otras muchas personas. A los trabajadores, que pierden tiempo y dinero en desplazamientos tediosos e insoportables. A los conductores, que ven cómo los ya de por sí infernales embotellamientos se multiplican. También olvida a los miles de empleados que desarrollan su tarea dentro del suburbano, pero que no trabajan directamente para Metro de Madrid, como vendedores de tiendas o loteros. La imagen de Madrid, ciudad que presume de modernidad y liderazgo, queda dañada, naturalmente. La primera ciudad de España quiere competir en la primera división de las capitales europeas y junto a Roma o Atenas se encuadran en regional preferente. En la Champions League se miden metrópolis que han sabido modernizarse y apostar por un desarrollo sostenible, con medidas eficaces, con infraestructuras bien pensadas; con combinaciones de distintos transportes. Con bicicletas, con metro, con autobuses, con taxis, con tranvía; con carriles para bicicletas y sistema de préstamo de ellas. Como Barcelona, como Ámsterdam, como París, como Berlín. Madrid ha apostado siempre por un modelo dual, por el coche y por el metro. Posee un metro que es la envidia de muchas ciudades. Pero si se pone en huelga… Las infraestructuras viarias son magníficas. Aparcamiento de bicicletas en AmsterdamEl soterramiento de la M-30 es una obra faraónica que no existe en ninguna otra urbe de su importancia. ¿Pero cuántos kilómetros de carril bici se podrían haber construido con esa inversión? Con lo que te sobra puedes dejar la villa castiza muy hermosa y sin necesidad de Juegos Olímpicos. Si los que podemos llevar a cabo nuestros desplazamientos a pie o en bici lo hiciéramos, el resto de medios de transporte funcionarían mejor. Claro que si la masa no está concienciada, no lo van a estar los que toman las decisiones. En fin, que la culpa de que Madrid se paralice, sin el metro la tenemos un poco todos. Y no he hablado de la huelga. Aunque cada vez odio más a los sindicatos.

Los costes laborales en Europa y en España

Los gráficos que veis a continuación representan el aumento de los costes laborales en Europa y en España. El primero de los dos gráficos representa el aumento de los costes laborales procedentes de sueldos y salarios. El segundo gráfico muestra el aumento de los costes laborales sin incluir los sueldos y salarios.

Se denomina coste laboral al coste total en que incurre el empresario por la utilización de factor trabajo. Incluye los costes salariales más  otros costes que soportan las empresas como las Percepciones no Salariales (pagos por incapacidad temporal, desempleo, indemnizaciones por despido, adquisición de prendas de trabajo, gastos de locomoción y dietas de viaje, plus de distancia y transporte urbano, etc.) y por supuesto, las cotizaciones obligatorias a la seguridad social.

El primer gráfico muestra el incremento de los costes laborales para el empresario teniendo en cuenta tan sólo los sueldos y salarios:

A continuación se muestra el incremento de los costes laborales para los empresarios sin tener en cuenta los sueldos y salarios.

Ambos gráficos están elaborados sobre una base de 100 en el año 2000. En ellos se puede ver claramente como el incremento de Reino Unido y España es muy superior al del resto  dando lo mismo si se hace la comparación con todos los países de la UE de los 27, o con la euro zona.

Los costes laborales son uno de los mayores lastres de nuestra competitividad. Así lo afirman premios Nobel y economistas de a pie. Para lograr frenar este ascenso desorbitado de los costes laborales algunos economistas han propuesto reducir el sueldo a los trabajadores un 20%. Sin duda esta medida parece más que imposible, quizás por ello en las últimas semanas se han realizado algunas propuestas interesantes que de llevarse a cabo reducirían a la mínima expresión las aportaciones empresariales a la seguridad social. Según el economista Gómez Navarro una de las mejores soluciones para reducir nuestros costes laborales sería grabar sobre el IVA ese dinero que se deduciría el empresario. Esta medida no deja de ser polémica, sin embargo, en estos momentos el principal desafío y reto al que tiene que hacer frente la economía española es conseguir ser competitiva a nivel internacional. Lo que está claro es que hay que hacer cambios drásticos y uno de los fundamentales podrá ser la tan peleada reforma laboral.

La España sin pulso de Zapatero

Hoy, en 2010, la realidad política española se presta al mismo diagnóstico que emitió Francisco Silvela hace ahora 112 años: España está sin pulso. No se ha producido en esta ocasión una derrota militar aplastante que quebrante la fibra moral de la Nación. No se han perdido territorios de ultramar bajo soberanía española. No ha habido una repetición del Desastre. Sin embargo, la crisis política y social que vive España en la actualidad es igual o más honda que aquella que acertaron a diagnosticar Silvela y los regeneracionistas.

El Reino de España adolece de uno de los defectos inherentes a los sistemas democráticos: la politización absoluta de la vida social. Nada puede escapar a la omnipotencia legislativa de las Cámaras, alimentadas en su frenesí por un Gobierno entregado a la transformación de la sociedad. Efectivamente, España carece de pulso no porque falte vigor político en el Gobierno, al contrario, hay más del que los ciudadanos podemos tragar. España está sin pulso porque la izquierda ha triunfado. Y este triunfo es completo y probablemente irreversible. Comprenda el lector que no me refiero a una perpetuación del PSOE en el poder (que, no obstante, podría producirse, no en vano se trata de una aspiración histórica de ese partido, habiendo aspirado a ella, por ejemplo, los ahora admirados y añorados Felipe González y Alfonso Guerra). Cuando hablo de triunfo de la izquierda me estoy refiriendo al desmantelamiento del Estado liberal, a la secularización total de la sociedad, al menoscabo de la familia, a la promoción de la igualdad y la identidad. Estoy hablando del fomento del odio de clase, del falseamiento de la historia, del intervencionismo catastrófico en materia económica y de la desincentivación consciente del ahorro, del feminismo elevado a la categoría de dogma y de la creencia en la infalibilidad del ser humano.

Este veneno instilado por la izquierda ha contaminado no sólo a buena parte de la sociedad, sino también a la derecha que se supone liberal. Ésta reniega de sus orígenes, y sus miembros jamás se presentan como derechistas ni como liberales. El primer término se ha convertido en un insulto genérico, como antaño lo fueron los calificativos de “comunista” o de “masón”. El segundo, ha sido desterrado para siempre del lenguaje político, quizá porque liberales, liberales, desde 1975 en España ha habido muy pocos, o quizá porque se asocia con los ocho años de Gobierno de José María Aznar, un presidente del Gobierno sometido a una damnatio memoriae comparable a la que sufre el general Franco. Qué casualidad que las dos bestias negras de la izquierda española hayan sido sus dos grandes verdugos en el siglo XX: Franco, manu militari; Aznar, pacífica y democráticamente. En cualquier caso, para hacer política se precisan ideas, y el Partido Popular actual carece de ellas. Este partido ha asumido el discurso de sus otrora adversarios ideológicos, comportándose de manera reactiva y mostrándose incapaz de contener y revertir una situación que sólo cabe calificar de revolucionaria.

Porque ese ingeniero de almas que es José Luis Rodríguez Zapatero, artífice del inconstitucional Estatuto de Cataluña, está encabezando un proceso de ruptura política. Considera que la Transición fue un mal necesario: fue útil para el desmantelamiento del régimen del 18 de julio, pero el pacto ha quedado desfasado debido a los cambios experimentados por la sociedad española en los 35 años transcurridos desde la muerte de Franco. Zapatero está llevando a cabo, pues, la ruptura política que no tuvo lugar durante la segunda mitad de los años setenta, aunque pacíficamente y desde la legalidad. La Constitución de 1978 (todo lo imperfecta que se quiera, especialmente los Títulos VII y VIII, repletos de concesiones a los partidos de izquierda y nacionalistas, respectivamente) es a día de hoy una cáscara muerta, inútil como límite legal a un proceso constituyente de facto sin final a la vista.

La ruptura es pacífica porque aquellos que se oponen al cambio de régimen no se han movilizado. Muchos de ellos siguen creyendo que el Partido Popular puede detener el proceso mediante el ejercicio ordinario de la labor de oposición. Se equivocan. El Partido Popular, como el resto de partidos políticos con representación parlamentaria, salvo quizá UPyD, han aceptado la voladura del régimen liberal español. La deriva revolucionaria sólo podría invertirse mediante un “golpe de timón”, una firme acción de Gobierno de carácter reaccionario que aboliera las conquistas de la revolución de Zapatero. Huelga decir que el Partido Popular actual no tiene el menor interés por liderar semejante contrarrevolución. Sus líderes tienen como única aspiración ganar las próximas elecciones generales y asumir el control del proceso de ruptura. No tienen la voluntad ni la capacidad para revertirlo, como demuestran la renuncia al planteamiento del debate político en términos ideológicos y su actitud pusilánime y meliflua frente a sus adversarios políticos.

La Ley de Memoria Histórica, la retórica guerracivilista y la reivindicación del régimen caótico y sangriento de la Segunda República (que en realidad es el ensalzamiento del Frente Popular), preludio de nuestra Guerra Civil, son probablemente las manifestaciones más perversas y obscenas de la hegemonía izquierdista en España. Resulta significativo que un régimen jacobino como aquél, emanado de unas elecciones municipales que no se habían convocado para decidir la forma de Estado, y que desembocó en una guerra civil, sea el modelo para quienes nos gobiernan. Algunas de las fuerzas que vertebraron aquel régimen y que guiaron la política del bienio de izquierdas (1931-1933) y del posterior Frente Popular (1936) se hallan plenamente activas en la España actual. Me estoy refiriendo al jacobinismo, al socialismo, al democratismo (esto es, la democracia elevada a la categoría de dogma) y a la masonería. El objetivo tradicional de ésta ha sido y sigue siendo la secularización total de la sociedad, una tarea a la que sirve espléndidamente la asignatura de Educación para la Ciudadanía, promovida por la masónica Fundación Cives.

Para que España recupere el pulso no son precisos, entiendo, los servicios del “cirujano de hierro” invocado por Joaquín Costa. Semejante advenimiento resultaría contraproducente y podría acelerar la desintegración del régimen liberal. Se requiere, en síntesis, la defensa y promoción de la libertad negativa y el abandono de la libertad positiva. Algo utópico e inviable en términos políticos.

Justicia Universal en España y en el mundo

Política Exterior publicó en su número 134 del volumen XXIV un par de artículos y un editorial tratando el asunto de la Justicia Universal en España. Un asunto que ya hemos tratado aquí y que atañe a varios temas en el panorama geopolítico mundial, como los derechos humanos y la política exterior de nuestro país; ciertamente, hasta hace bien poco, en España los jueces tomaron acciones que pueden ser clasificadas como vanguardistas desde el punto de vista jurídico pero también como egocentristas e intrusivas desde el punto de vista de  la política internacional de un país. Y a pesar de ello, algunas de estas medidas, no dejaron de ser correctas pese a los problemas que acarrearon a las relaciones exteriores de nuestro país.

El principio de Justicia Universal se ve materializado en nuestro país a través del artículo 23.4 de la LOPJ. Este artículo ha sido recientemente modificado en el Parlamento en la Ley Orgánica 1/2009. La cuestión que se presta a debatir en torno a este artículo es si un tribunal español puede llevar ante la justicia a individuos no españoles por supuestas violaciones de los derechos humanos cometidas en terreno no español y sin que esas violaciones afecten a ningún ciudadano español. Es decir, ¿creemos que somos los representantes de la justicia universal?, ¿creemos que nuestras salas de la Audiencia Nacional deberían ser el juzgado de guardia del mundo? En el pasado esto era posible y sucedió en varias ocasiones. La nueva reforma de la ley imposibilita a los jueces para hacer esto. Desde marzo, la justicia sólo puede actuar si un español se ve inmiscuido en uno de esos crímenes o si el supuesto culpable de los delitos está en España. Es decir, si existe un nexo vinculante entre los crímenes, las víctimas, el criminal y España.

Creo que pensar que España se puede erigir en la diosa imparcial e iluminada de la justicia del mundo es un gran error y por eso me parece bien la reforma. Además,  en la actualidad existen tribunales internacionales creados expresamente para estos asuntos, como pueden ser la Corte Penal Internacional o el Tribunal de La Haya. Se puede argumentar que estos tribunales no son todo lo vinculantes que debieran. En cualquier caso, ¿quiénes somos nosotros, es decir, España, para juzgar las políticas de otros Estados democráticos?

Sin duda, hace falta dar un papel de mayor legitimidad a estos Tribunales Internacionales y hace falta que sus decisiones sean vinculantes. Hacen falta también más compromisos políticos por parte de los Estados y un frente unido en contra de los crímenes de guerra, lesa humanidad, terrorismo y genocidio. Por el contrario, lo que no hace falta es jueces estrella que se dediquen a malgastar los fondos públicos para requerir la aplicación de la justicia sobre asuntos que en no van a llegar a ningún lado.

Algunos creerán que la Jurisdicción Universal es un tema nuevo en el panorama socio político mundial pero lo cierto es que el término ya lleva aplicándose en la práctica desde los juicios de Núremberg. Desde entonces, ningún país ha osado aplicar este principio de jurisprudencia universal hasta los extremos expansivos a los que ha llegado España. Es más, los países más progresistas y avanzados tienen una legislación muy parecida a la que acaba de aprobar el Congreso de los Diputados. Entre las razones que las naciones han tenido para no llevar a cabo este principio hasta sus últimas consecuencias cabe destacar los conflictos políticos y diplomáticos internacionales que estas medidas traen consigo; y de hecho, han acarreado situaciones diplomáticas bastante complicadas para nuestro país. Y me refiero a cosas como pretender procesar a un ministro israelí.

Al ministro de Defensa Israelí Benjamin Ben Eliezer lo intentó procesar junto a seis oficiales del ejército israelí el juez estrella Fernando Andreu por realizar un “bombardeo fallido contra un terrorista palestino”. Evidentemente, Israel consideró que el proceso era una injerencia en los asuntos internos del país y una falta de respeto hacia cualquier norma diplomática, pues al fin y al cabo, ellos consideraban ese ataque como respuesta a  un ataque terrorista. Evidentemente, aquí el problema se encuentra en las proporciones de la respuesta. No obstante,  volvamos de nuevo a la Justicia Universal: otro juez español podría llamar a declarar a los miembros de Hamas para juzgarlos cuando en uno de sus ataques bombas maten a un grupo de civiles israelíes en caso de que no lo investigase un tribunal israelí (dificil, pero no imposible, sobre todo hablando de países africanos).  En fín, que nos convertiriamos de la noche a la mañana en el juzgado de guardia del mundo entero.

Finalmente, el asunto entre España e Israel se arregló tras varias mesas redondas en la Casa Sefarad de Madrid. En ellas participaron abogados españoles e israelíes tratando el asunto de la justicia universal y las diferentes ambigüedades que se plantean en torno a esta ley en nuestro país. Por desgracia, el asunto que seguirá sin arreglarse y me temo que no se arreglará con unas mesas redondas es el de Israel y Palestina.

¿En qué mundo estamos viviendo? ¿Acaso creen nuestros jueces que si estos supuestos criminales no son juzgados en sus países de origen van a permitir que lo hagamos nosotros en España? Nuestros jueces la han intentado enmendar la plana hasta a los EEUU, un país que tiene más de 200 años de democracia. Lo curioso del asunto es que tras el desmantelamiento de Guantánamo tenemos a unos cuantos presos de aquéllos por España. Pero esto no acaba aquí, porque nuestros jueces no sólo piensan que los ministros de ciertos países son criminales, sino que además, piensan que los sistemas penales de esas democracias son corruptos y no funcionan. Y todo ello, me imagino, lo hacen pensando que nuestro sistema es perfecto y que en España la justicia está libre de toda corrupción. En resumen, todo muy español, ver la paja en el ojo ajeno y no ver la viga en el nuestro. Como si en España la justicia o los ministros fueran los más eficientes, imparciales y ecuánimes del mundo entero.

Creo que sólo me queda recordar que los tribunales españoles actuan con tanta lentitud e ineptitud que todavía hoy se pueden encontrar casos pendientes de resolución desde los años 90. Y es que este artículo de la Justicia Universal es muy bonito en la teoría pero no hay voluntad para llevarlo a la práctica en el ámbito político  internacional. Y si la hay, como en España, tiene un tinte político que destiñe sospechosamente marronaceo.