El tabaquismo y la Santa Inquisición

santa inquisiciónLa lucha del Estado español contra el tabaco no es nueva y, es que ya a mediados del siglo XVI la Santa Inquisición prohibió fumar por considerar que soltar humo por la boca era sólo atribuible al diablo. La primera víctima del antitabaquismo fue precisamente la persona que introdujo ésta planta en Europa: Rodrigo de Jerez.

Rodrigo de Jerez fue uno de los marineros de Colón que primero tuvo contacto con aquellos curiosos tizones humeantes. Según se cuenta, cuando la primera expedición de Colón arribó a América, el almirante mandó a dos de sus marinos a explorar el interior, con el objetivo de encontrar el tan ansiado oro. En uno de sus encuentros con nativos, Rodrigo de Jerez fue testigo de cómo estos prendían unas hojas secas enrolladas, que posteriormente introducían en la boca para empezar a dar bocanadas humo. A su regreso a España, Rodrigo trató de introducir la costumbre de fumar tabaco, topando con la Iglesia, que lo consideró un acto satánico y fue encarcelado bajo el delito de brujería. Su consumo fue muy perseguido, llegando a ser penado con la muerte en algunos países.

Hubo que esperar algunos años hasta que se propagara el tabaco por Europa. Su expansión se inició por medio del embajador de Francia en Portugal, Jean Nicot, por quien se bautizó a la nicotina. La fama de este vegetal americano se extendió rápidamente por la península ibérica, superando incluso las fronteras cuando Nicot envió a Paris muestras de esta supuesta planta medicinal. La reina gala, Catalina de Medicis, se convirtió en la mayor defensora del uso del tabaco, puesto que después de consumirlo consiguió paliar algunas de sus dolencias. En 1732 el Papa Benedicto XIII, según se cuenta ferviente tabaquista, anuló todo mandato que prohibiera el uso del tabaco, lo que significó una mayor aceptación social. A partir de ese momento, fumar se convirtió en un hábito adquirido por todo tipo de clases. Muchos médicos y naturistas exploraron las presuntas propiedades medicinales, ahora totalmente revocadas.

  2 comments for “El tabaquismo y la Santa Inquisición

  1. 14/01/2011 at 12:35

    Oh el gran Doria escribe de nuevo. Sabes lo que deberías hacer? empezar a fumar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *