Los políticos nos dejan sin fútbol y conciertos

Cada vez falta menos para un momento clave en el calendario de conciertos en el panorama europeo: la llegada de la gira de Arcade Fire. Finalmente serán dos y no tres las ciudades ibéricas que visitará la banda canadiense: Madrid y Barcelona. Hace pocos días el representante del grupo, Scott Rodger, anunció la cancelación de la actuación de Arcade Fire en Lisboa, la capital de Portugal. ¿El motivo? La coincidencia en día y lugar con la cumbre de la OTAN que tendrá lugar en la urbe lusitana en esa fecha. El término empleado por la organización defensiva de los países del Atlántico Norte, es “preocupaciones de seguridad”.
Esto me trae a la cabeza dos cuestiones: la suerte que tengo por poseer una entrada para el concierto de Madrid, y la cancelación de eventos que gustan a la ciudadanía por “motivos de seguridad”. Recientemente hemos asistido estupefactos a un baile de fechas para un gran acontecimiento, el clásico FC Barcelona-Real Madrid. El 29-N era el día designado para la disputa de este encuentro, pero al coincidir con las elecciones autonómicas de Cataluña, se ha tratado de cambiarlo, esgrimiendo “preocupaciones de seguridad”. No sé hasta qué punto supone un extraordinario y quasi inasumible despliegue de cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado el garantizar la seguridad de un gran evento multitudinario. Seguro que menos efectivos que para las cumbres del G-20, reuniones de la UE, firma de tratados y protocolos o visitas oficiales. El sábado pasado estuvo el Papa en Barcelona y sacaron a los aprendices de mossos de esquadra a las calles; no pasó nada. Las ciudades europeas, grandes metrópolis o que presumen de ello, ciudades como Londres, Roma, Berlín, París, Lisboa, Madrid o Barcelona, están suficientemente capacitadas para albergar, simultáneamente, grandes acontecimientos. Poseen pabellones, buenos sistemas de transporte y comunicaciones y lo más importante, están acostumbradas a que se celebren en ellas y pugnan por organizarlos. Suponen mucho dinero para las arcas públicas y privadas. Así que apuesto a que ciudades como Lisboa, no deberían tener ningún problema porque los Arcade Fire toquen a la vez que transcurre una cumbre de la OTAN o en el Camp Nou barcelonés, Messi y Cristiano Ronaldo midan sus habilidades futbolísticas y los dos equipos más grandes del planeta se batan en duelo de estilos y formas de concebir el fútbol una vez que los catalanes hayan ejercido su derecho al voto en los comicios autonómicos. Y si no pregúntenle a la gente qué prefiere ver, si reuniones de políticos o los mejores espectáculos del mundo. Con lo  que a esta sociedad le gusta el opio. Y si no hay suficientes policías, que saquen a los militares de los cuarteles a velar por la seguridad.

En fin que ya se acerca el concierto de Arcade Fire, la banda de rock canadiense, en Madrid, en otra fecha también señalada, el 20-N; un día después llegarán a Barcelona. Esperemos que sea un éxito.

  4 comments for “Los políticos nos dejan sin fútbol y conciertos

  1. AntonioCS
    11/11/2010 at 13:46

    Ya hay fecha para el gran clásico, finalmente el día 29 lunes.

  2. Danilovich
    11/11/2010 at 13:50

    Ya lo he visto, joe menuda basura, cómo se puede poner el mejor partido de fútbol del mundo un lunes a las 21 horas???? En este país hay incluso gente que trabaja.

  3. 11/11/2010 at 16:46

    No estoy de acuerdo contigo:
    1- Arcade Fire no mueve la masa que los artistas mencionados, pero sí que llenan las mayores salas de Europa, llámese Palau Sant Jordi en BCN o Palacio de los Deportes de MAdrid. En ambos casos las entradas están agotadas, por lo que seguramente llenarían un estadio.
    2- Creo que Lisboa es más que Murcia, más grande, más población, tiene metro, tranvías, un recinto perfectamente acondicionado en la antigua Expo y es capital de un país.
    3- Opino que el fútbol debe jugarse los fines de semana, y el clásico, los sábados para emborracharse como mandan los cánones.

    Mañana discutimos de estos temas y de Robinho y Messi en la comida, mamarracho.

  4. Fofas
    11/11/2010 at 17:00

    Murcia 436.870 habitantes
    Lisboa 484.723 habitantes

    Y murcia tb tiene tranvía, y por cierto le da mil patadas al de Lisboa, que es la capital de un Portugal (11.317.192) que apenas tiene 3 millones de habitantes más que Andalucía (8.302.923) cuya capital con 703.206 supera en habitantes y en muchas otras cosas más a Lisboa. Lo que te digo, mamonazo, es que se te llena la boca al hablar de Lisboa diciendo que es una capital de un país, pero eso no la hace mejor ciudad que otras. Seguro que dos buenos maromos angoleños te enseñaron la ciudad y por eso guardas tan buen recuerdo.

    En lo demás estamos de acuerdo.

    Robinho, qué futbolista!! Messi es un bluff.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *