La cadena de suministro en tiempos de guerra (I)

Con el paso de los siglos la cadena de suministro se ha convertido en un elemento estratégico esencial para el desarrollo de una guerra y ha evolucionado adaptándose a los diferentes avances tecnológicos para poder ser una ventaja competitiva frente al enemigo.

En las guerras de hace siglos los generales que obtenían la victoria eran aquellos que lograban suministrarse de armas de su propio país pero quitaban los alimentos a sus enemigos. Cuando las mercancías tenían que ser transportadas a grandes distancias la cadena de suministro se encarecía demasiado, en muchas ocasiones, las mercancías no llegaban a tiempo y los pueblos se empobrecían.

Como ya menciona Sun tzu, en el arte de la guerra, a la hora de desarrollar una cadena de suministro para la guerra un general tiene que tener muy en cuenta varios factores relacionados con la logística y las operaciones que determinarán la supervivencia de sus tropas:

FACTORES EXTERNOS:

-El terreno: debe ser valorado en términos de distancia, facilidad o dificultad de acceso y desplazamiento, dimensiones y seguridad.
-El clima: significa las estaciones del año y estas pueden cambiar las variables en el terreno, en el tiempo y en la efectividad de la cadena de suministro.
-El tiempo o (leadtime): que significa la capacidad de respuesta y maniobrabilidad, y que junto a las otras variables determinará la rapidez y la flexibilidad a la que el ejército podrá efectuar sus maniobras.

FACTORES INTERNOS:

-La comunicación interna: que supone la coordinación de todas las operaciones que influyen en el resultado de una batalla y una guerra.

-La adaptación al cambio: entendida como la capacidad de respuesta, elemento interno imprescindible ya que cuanto más rápida sea la adaptación de las tropas al entorno más posibilidades habrá de asegurar la victoria.

-La tecnología: aplicada tanto al armamento como a los sistemas de comunicación, pues se puede convertir en una ventaja competitiva de importancia trascendental.

-La formación: en el sentido de práctica y predisposición a la función que cada soldado vaya a desarrollar.

Las necesidades de suministro han sido cambiantes dependiendo del momento, la situación y las circunstancias de cada guerra y de cada ejército. Así pues, todos aquellos que fueron encargados de investigar, diseñar, financiar, proyectar, gestionar, coordinar, transportar, enviar, fabricar, plantar, y recolectar han sido parte activa y fundamental de la cadena de suministro de una guerra.

Historia Antigua: la época de los romanos

Los romanos fueron los primeros en desarrollar un sistema de calzadas que utilizaban como canal de distribución por toda Europa por el cual transportaban mercancías y tropas a una velocidad muy superior a la de sus adversarios. Sin embargo, en el 218 a.c. el general cartaginés Aníbal condujo un ejército con elefantes a través del los Alpes hasta las puertas de Roma. Varios ejércitos romanos interceptaron a Aníbal por el camino y fueron derrotados por las tropas del cartaginés, no obstante, una vez llegados a las puertas de Roma las tropas de Aníbal estaban demasiado mermadas como para hacer frente al ejército romano mandado por el general Escipión. Aníbal no supo prever las necesidades que suponía el cruzar los Alpes con un ejército de elefantes y unos hombres desarropados. Fue directamente hasta Roma sin pensar en cómo se iba a abastecer de alimentos, ropa y armamento. Su ciudad Cartago quedaba a más de 2000 Km, el camino era largo, el clima cambiante, el terreno duro y abrupto, y a pesar de su liderazgo y la amplia formación de sus hombres (eran educados en el arte de la guerra desde niños) tuvo que rendirse.

El Imperio de Napoleón contra Rusia

Napoleon derrota Rusia
Napoleón vuelve de Rusia derrotado

En junio de 1812 la Grande Armeé de Napoléon invadió Rusia. Un ejército de 600.000 hombres bien armados, con la última tecnología de la época y con unos “modernos” sistemas de información, (a través de señales conseguían trasladar mensajes sobre el resultado de las batallas a Francia, en tan sólo dos días) fue derrotado por un ejército ruso de 350.000 hombres que aguantó durante 5 meses luchando para acabar desarrollandouna táctica defensiva conocida como “tierra quemada”. Los rusos estuvieron luchando hasta que llegó el invierno y entonces empezaron a retirar sus posiciones y a retroceder destruyendo y quemando cualquier cosa que pudiese servir de algo a sus enemigos. Napoleón siguió avanzando con sus tropas y su cadena de suministro empezó a sufrir problemas. El crudo invierno de Rusia dificultaba el traslado de mercancías y cada vez era más larga la distancia que las tropas de avituallamiento debían recorrer, “leadtime” para quien sepa algo de cadena de suministro. El general ruso Kutúzov desarrolló una guerra de guerrillas que consistía en atacar a los franceses en sus canales de suministro o zonas de paso. Napoleón llegó hasta Moscú y se encontró con una ciudad en ruinas desalojada de habitantes y vaciada de alimentos y enseres por orden del gobernador Rostopchín. Aun así, Napoleón Bonaparte esperó cuatro días en la ciudad para que llegasen los aprovisionamientos necesarios que nunca llegaron. Napoleón había creido que los rusos se rendirían, pero muy al contrario, los rusos quemaron la ciudad y comenzaron el contraataque. Napoleón tuvo que comenzar la retirada y de sus 600.000 soldados solo 22.000 llegaron a París. Los rusos fueron inteligentes y explotaron sus ventajas: tenían a su favor el clima invernal, y el terreno a gran distancia de Francia que dificultaba el desplazamiento de la artillería pesada. La lucha rusa se centró en desproveer de alimentos a los franceses a los que no les quedaba ni la esperanza de un botín.

  1 comment for “La cadena de suministro en tiempos de guerra (I)

  1. Fofas
    23/12/2010 at 12:47

    Yo he recorrido Cartagena-Roma en autobús y fue un infierno. Me imagino como tuvo que ser con elefantes.

    Un par de apuntes, aunque su ciudad de nacimiento es Cartago (Túnez) Aníbal parte hacia Italia desde la capital Cartaginesa de Hispania, Cartago Nova (actual Cartagena), y es la ciudad portuaria la encargada de abastacer las huestes del general. Suministros que, efectivamente, fueron flaqueando debido a la distancia y a una comunicación precaria. Pese a ello Aníbal aguantó una década en la península itálica con grandes victorias. Escipión, llamado el africano gracias a sus campañas en el continente negro, aprovechó en un movimiento fugaz desde Tarragona para atacar y conquistar una desguarnecida Cartago Nova, como primer paso para acabar con la Metropolís, Cartago. Esto fue lo que obligó a Aníbal a regresar (más que el desaprovisionamiento) por órdenes de sus superiores, para perder la batalla definitiva contra Escipión en Zama (Norte de África), con un ejército tremendamente mermado tras recorrer casi 3.000 km.

    Aníbal fue uno de los mejores estrategas militares de la historia, una historia que, lamentablemente, sólo le juzga por la derrota ante escipión.

    Gran reportaje Jaime.

Responder a Fofas Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *