La verdadera tierra de las oportunidades

El sueño americano es cosa del pasado. Quien se asombra por la llegada a la Casa Blanca del primer Presidente afro americano no se da cuenta de que aquí, en España, hay casos mucho más llamativos que Barack Obama. Por ejemplo el de nuestra ministra de Defensa. Quién le iba a decir a Carme Chacón hace diez o quince años, cuando portaba pancartas con lemas reivindicativos (y quien sabe si alguna bandera independentista catalana) en las manifestaciones por La Rambla barcelonesa, que acabaría dirigiendo a los ejércitos nacionales. Impagable fue su toma de posesión cuando gritó aquello de “¡¡Viva España!!” y “¡¡Viva el Rey!!”. Me pregunto si se lo creía de verdad o no le quedó más remedio que decirlo. Más de uno se frotó los ojos varias veces.

La historia de nuestra futura Reina, Su Alteza Doña Letizia, tampoco se queda atrás. Al margen de toda la rumorología que le ha acompañado desde que se hizo público su noviazgo con el heredero al trono, lo cierto es que la trayectoria personal y profesional de la periodista no invita a confiar en que albergara en su pasado una ferviente admiración por la monarquía. Su primer matrimonio, civil, tampoco deja muchas puertas abiertas a la fe cristiana, fuertemente ligada a los Borbones.

Pero existen muchos otros casos anónimos. Me gustaría centrarme particularmente en el colectivo de reclusos y delincuentes encarcelados a cargo del Estado español. He podido leer que el número de reos que cursan estudios universitarios desde su ‘domicilio’ obligado es cada vez mayor.

Resulta que una persona delinque, es juzgada y va a la cárcel, pero el Estado le paga los estudios en la Universidad a Distancia (UNED). Eso sí, luego los estudiantes van a pedir Becas ‘fantasma’, que además conllevan más papeleo y burocracia que entrar en Corea del Norte, y la inmensa mayoría no huele un duro.

Por si fuera poco ahora el plan Bolonia promueve el suministro de material didáctico e incluso ordenadores con acceso a Internet para los presos. Vamos que sólo les falta hacer viaje de final de carrera. Una cosa es tener un sistema penitenciario orientado a la reinserción del preso y otra olvidar que esas personas han cometido un delito y, por lo tanto, pagar por ello implica tener muchos menos beneficios sociales que quienes cumplimos las leyes. Desde luego si esta no es la tierra de las oportunidades entonces estoy convencido de que no existe.

  13 comments for “La verdadera tierra de las oportunidades

  1. Chiuahuacano
    04/11/2009 at 19:09

    muy bueno…

  2. Pingback: Bitacoras.com
  3. Eva
    04/11/2009 at 22:06

    La verdad yo no lo hubiera expresado mejor. Es más, y hablo desde la propia experiencia, no solo los delincuentes reciben becas mientras que yo honrada y currante como la que más no recibo ni las gracias, sino que el Estado también premia al vago y mal estudiante. Resulta que el curso pasado me mato a estudiar para que no me quede ninguna y este año me matriculo de todo lo que me queda y como no llego a 60 créditos directamente no me conceden la beca, o sea, que me hubiera valido más la pena estar pasando el rato en la cafetería y suspender alguna para este año llegar a los créditos mínimos. En fin, hasta el mismísimo de este puto país!!!!

  4. gus
    05/11/2009 at 13:09

    IM PRE SIO NAN TE
    no tengo mas que decir, salvo que parece que mis ideas han sido plasmadas por ti en este articulo.
    GRACIAS!

  5. J.A.
    05/11/2009 at 19:32

    Ví muchos artículos tan rancios y resentidos, pero de ellos nunca ví ninguno tan pobre como este. Pa leer ésto mientras cago prefiero leer el champú.

    • Christian C. Taylor
      06/11/2009 at 15:42

      Jajaja, pero tú de dónde has salido compadre???

  6. Ana
    05/11/2009 at 21:27

    Muy bien escrito, chato

  7. Blanca
    06/11/2009 at 13:05

    Muy de acuerdo en todo, pero faltan algunos temas interesantes como el de los inmigrantes. Absolutamente nada en contra de ellos, yo también lo he sido, pero si en contra de de las medidas que se toman para con ellos y que salen del bolsillo de todos los españoles.

  8. Woodrow
    21/01/2010 at 09:30

    Este artículo es muy lamentable. Espero y deseo que los que aquí escriben sean mayores de edad y no tengais a unos chinos o unos somalíes dandole a la tecla en un sotano.

    No entiendo por qué no hay una uniformidad en la variedad y calidad de los artículos.

    un saludo

  9. Jaime GM -Bocanegra el censurador-
    21/01/2010 at 11:18

    Woodrow, Kotler, MrbeanZP y Etoo… Sabemos que eres siempre el mismo con lo que no hace falta que te cambies el nombre y el email para despistar y apoyar tus opiniones como si fueras una segunda persona. Si de verdad tienes valor muestra tu nombre verdadero pues estoy seguro que te conocemos y si crees que estos artículos son tan malos escribe tú alguno para ilustrarnos.

    Tengo tu IP, se desde donde escribes y cuales son tus faltas de ortografía más comunes así que a partir de ahora cuidadín que te vigilo de lejos… La otra opción, participa y escribe sin trampas o te censuraré.

    • Danilovich
      21/01/2010 at 14:04

      Te estamos vigilando!!

  10. Etoo
    21/01/2010 at 13:42

    MI nombre es Samuel, Samuel Etoo, y si te lees la respuesta de Woodrow, mi fiel compañero, sólo censura el análisis de la actualidad deportiva, que a mi modo de entender no le interesa a nadie. Sí, en cambio, los artículos sobre algún tipo de anécdota deportivesca.

    Mi más sincera enhorabuena por la mayoría de los blogs, a los que he elogiado en numerosas ocasiones, pero si no puedo criticar los que me parecen infumables, cogeré mi larga “melena” y abandonaré. Por otro lado, si mis críticas han ofendido a alguien me retracto y pido perdón a todos, siempre he intendado ser constructivo. Hace relativamente creo que valore muy positivamente uno suyo, d. Jaime.

    Siempre al frente.

    • Jaime Guisasola
      21/01/2010 at 19:55

      Tus críticas no me molestan ni a mí ni a quien ha sido objeto de ellas pero lo que no es de recibo es que comentes varias veces con diferentes nombres diciendo o secundando lo que ya has expresado. Creo que me entiendes….Es un sin sentido…

      Por lo demás, no te preocupes. Y por supuesto que puedes criticar, y discutir, y decir que somos unos burros… pero argumentando.

Responder a Woodrow Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *